jueves, 1 de octubre de 2015

DE ZAPATOS Y LLAVES - Reto Fanzine 2014. Albacete. LA GALLINA


DE ZAPATOS Y LLAVES



      - Agustín,  córtale el dedo - y Agustín se lo cortó.

                Fue lo último que llegó a oír María D'Cos antes de desmayarse al ver la falange de su pulgar amputada de un solo golpe.
                Al despertar seguía delante de los dos abuelos en lo que parecía ser la trastienda de una zapatería. Se había vomitado encima y también pudo notar como sus bragas estaban empapadas de orín. En su mano derecha, el hueco que antes ocupó su pulgar había sido precintado con cinta americana sobre un trapo blanco.
                Una avalancha de imágenes paso por su cabeza, lo que hizo bombear aún más fuerte la sangre aprisionada bajo el sórdido apósito.
                Para ella, todo comenzó hace una semana.
                Al llegar a casa en el coche oficial fue acompañada por su escolta hasta la misma puerta. Allí se despidió de él y, con una mirada de complicidad, lo vio marcharse por las escaleras tras revisar el pasillo y el ascensor. Un pitido sonó al detectar su tarjeta y después pudo abrir la puerta con la llave. Lo primero que vio en el recibidor fue un zapato rojo de charol con un sobre dentro. Pensó que sería una broma de su marido, muy dado a extravagancias que solían tener un alto componente sexual, por lo que abrió el sobre excitada.
                El pequeño sobre contenía una llave que le era familiar. Era la llave de su casa. No entendía nada de aquel juego, miró al suelo y vio el zapato de charol rojo que faltaba. Estaba lleno de llaves. Las examinó y comenzó a preocuparse al leer las direcciones que aparecían en las llaveros porta etiqueta de cada llave. Eran las llaves de todas las casas en las que había vivido desde que se licenció en la facultad. Todas.
                Intentó sacar alguna conclusión de todo aquello, pero no parecía tener sentido alguno. Con un descuidado movimiento tiró el zapato quedando de costado en el suelo, lo levantó y en la suela puedo leer: "Estamos tan pegados a ti como la suela de tus zapatos". Bajo la inscripción aparecía sellado en color azulón un zapato sobre con una llave antigua, como las de forja, creando una extraña composición asimétrica.

                Presa del pánico, se sacó torpemente los botines que llevaba puestos donde encontró la misma impronta. Se dirigió a su armario y comenzó a mirar las suelas. Comenzó a lanzar zapatos, botas y botines contra la pared de falso espejo que cubría todo un lateral de su habitación, ese tras el que miraba su marido mientras ella se daba a placeres orgiásticos de insospechado origen. Todas las suelas llevaban la misma marca.

***


                  - Fermín, ¿no crees que estamos demasiado mayores para esto? Hace décadas de la última venganza. Desde entonces el negocio de los zapatos y las llaves nos mantiene en una posición de poder privilegiada, hasta hemos entrado en esto de las franquicias. Aquella vez sólo tuvimos que poner un explosivo debajo del coche de aquel cabrón que terminó en el patio de los jesuitas, pero quieres secuestrar y torturar a una mujer sin pedir nada a cambio, sólo por lo que tú consideras justicia.
                - Joder qué cabrón el Padre Francisco - musitó Fermín mirando al techo -, cómo nos ganó las diez mil pesetas cuando dijo que prepararía el explosivo de manera que el coche fuera a caer en su patio y así poder deshacerse de pruebas que nos implicasen. Y cómo le gustaban Los Salvajes, de seguir vivo estaría todo el día escuchando a Guadalupe Plata.
                - Yo me lo paso mejor con cualquier disco de Seasick Steve, pero no es el momento de hablar de eso. No creo que nadie nos apoye en esto. Nos encontrarán. Sabrán que hemos sido nosotros y nuestra tela de araña desaparecerá sin que nadie pueda volver a tejerla.
                - Me importa una mierda - dijo serio Fermín -. No hay nadie más que pueda hacerlo. Quiero pensar en esa zorra poniéndose los zapatos con calzador cada mañana el resto de su vida sólo con sus dedos anulares. Ocho dedos, uno por cada año jodiendo a la gente.
                - ¿Y nosotros?, ¿nuestras familias? Cuando hayas acabado con tu venganza no quedará en pie ni un negocio de zapatero y copia de llaves. Todo se va a desmoronar por un escarmiento a una figura pública.
                - Es mucho más que eso Agustín - tras un silencio esbozó una sonrisa que parecía nacer en el mismo infierno -. Sabrán lo que es el miedo, y ya va siendo hora de que lo sepan. ¿Está insonorizado el taller de "El rápido"? Vamos a necesitar un buen acolchado para cuando esa perra vea su mano atada al "burro", y algo más para cuando escuche como cruje su hueso como un cascarón de nuez con el primer golpe.
                - Joder, ¿"El rápido"?, tendrás que especificar más, debe de haber así como cien zapateros que tengan ese cartel, rojo sobre blanco, de esa manera en nuestra red.
                - Sólo hay uno para lo que quiero. El taller de Juan Miguel Esparcia, el de Albacete. Perenne, con su levita azul y el puro medio apagado al lado de la máquina de hacer llaves. Escuchando esa música maquinera que a saber de dónde coño se ha sacado, sus gafas de montura color miel de romero pendiendo del cordel y la pila de bolsas de supermercado con los encargos escritos a boli.
                - Menos mal que lo conozco desde crío - dijo Agustín con cara de sorpresa -, si no es por el apellido sería imposible distinguirlo con lo que me has dicho. Todos son iguales.
                - Claro cojones, ya nos encargamos de que todo sea así. Pese al paso del tiempo. ¿O acaso hay algún zapatero que no vaya de azul y que no tenga máquina de copiar llaves?
                - No, no lo hay. Lo intentó aquel chino y nunca más se supo de él. Échale mafia china a los zapateros - sentenció Agustín -.
                - Está bien lo quiero todo listo para el próximo martes -.

***



Estaba inmunizada contra las cartas de amenaza. Desde que comenzó a llevar la defensa de empresarios metidos en el blanqueo de dinero las amenazas llegaban a sus manos como publicidad del Media Mark. Hacía ya años, desde que comenzó a ocupar altos cargos, que su equipo de seguridad se encargaba de eso, pero desde el día de los zapatos había pedido expresamente que le pasaran cada carta y cada correo que pudiese ser sospechoso. Buscó el símbolo del zapato y la llave sin ningún resultado. De esta manera, no se pudo imaginar que cuando se quedó encerrada en el ascensor del Palacio de Congresos, el técnico que logró entrar dentro del habitáculo para poder liberarla, pulsase la tecla del sótano 2 donde la esperaban dos jóvenes que la subieron a tirones a una vieja C15. Le cubrieron la cabeza con un saquito de cuero y arrancaron.
                - Ya podéis quitarle la capucha. Buen trabajo chicos, decidle a mi nieto que se deshaga del coche - María D'Cos vio como el técnico del ascensor desaparecía tras unas cortinas junto con el otro chico que iba a su lado en el coche mientras ella se esforzaba por gritar amordazada con cinta americana. Se quedó frente a dos ancianos que la escudriñaban tras sus lentes.
                - Hola hija de perra - saludó Fermín -. En este momento te estarás preguntado qué coño haces con la boca precintada enfrente de dos viejos. Puedes estar tranquila, no te vamos a violar. A mi amigo no se le pone dura y a mí no me gustan las tías que visten con abrigos de piel de zorra, además ya te he visto follarte a un senador sexagenario; detrás del espejo, al lado de tu marido.
                - Señora, yo no apruebo todo esto. Pero se lo ha buscado. Y deje de hacer fuerza, no le vamos a quitar la mordaza. No pedimos ningún rescate, ni chantaje político, ni nada por el estilo. Es una advertencia para todos los de tu calaña y tú vas a hacer de valla publicitaria. ¿Voy a por el martillo y el formón?
                - Sí, tampoco podemos dilatar esto mucho más, deben de estar buscándonos por todo Albacete.
                María D'Cos vio como el mayor de los dos abuelos salía por detrás de ella. Con sus ojos pidió clemencia pero sólo encontró una mirada de asco por respuesta. Escuchó un escarbar entre herramientas y los pasos de vuelta al poco tiempo interrumpidos por un correr de cortina pesada. Entre tanto el otro abuelo la miraba sin decir nada, parecía estar frente a un juez del infierno que ya conocía todos sus pecados, y ante el que sabía que no tenía nada que alegar. Ante sus ojos quedó un martillo de zapatero remendón y un formón utilizado para dar forma al interior de los zapatos. Esto no lo sabía ella, pero ya se encargó de explicárselo Fermín mientras afilaba en una piedra la punta del formón.
                - Al final, habéis hecho que seamos los jubilados quienes nos dediquemos a daros por el culo. No tenemos ya nada que perder y tampoco estamos para represalias ni moralismos. Deja ya de hacer fuerza mujer.
                Aprisionaron sus mano derecha encima del "burro" con unas correas.
                - Tampoco he preparado discurso ni tengo ningún mensaje, no hace falta deciros que sois unos cabrones y eso vale un precio. Ah bueno sí, uno. Dile a tu jefe, sí, a Don Marino, el del clan de Los Gallegos, que le estoy preparando unos zuecos de madera rectangulares por dentro, pues le pienso sacar con una gubia los juanetes y alinear cada curva de sus pies para después sellárselos con cola de contacto dentro del zueco. Le van a tener que serrar los tobillos para sacárselos. Si esto sigue así, él va a ser el próximo. Bueno ya está bien de charla. Agustín, córtale el dedo - y Agustín se lo cortó.
                Después Fermín le cortó los otros siete y la dejaron, con zapatos nuevos, en el pincho de la feria. Eran las cuatro de la tarde.


(Relato escrito exclusivamente para el Reto Fanzine 2014 incluido en el Fanzine "La Gallina" dirigido y editado por Juan García Rodenas. Texto original de Rafa García)

domingo, 12 de julio de 2015

Coplero Navideño para unos años de crisis - La Gallina - Reto Fanzine 2014

COPLERO NAVIDEÑO PARA UNOS AÑOS DE CRISIS.

Estribillo:  Ande, ande, ande,
con Rodrigo Rato,
él roba, que roba
y yo pagando el pato.


Marianico, Marianico,
vete haciendo la maleta,
deja limpia La Moncloa,
que está llegando el coletas.

De Valencia a Castellón,
de Castellón a Alicante,
no queda un Ayuntamiento,
que esté libre de mangantes.

Esta tarde he de comprar,
para hacerte serenatas,
trajes como los de Camps
y algo que haga Calatrava.

La Virgen del Pilar dice
que no quiere ser francesa,
que quiere tarjetas negras
como las de Miguel Blesa.


Dices que lo mismo da,
a mí no me da lo mismo,
¿Por qué coño en las escuelas
les enseñan catecismo?

San José guisaba gachas
al ladito de un rastrojo,
no ha pagado la hipoteca
y le llegó el desalojo.

Esta tarde me han cerrado
me han cerrao el ambulatorio
como me dé un apechusque
no me vale el santolio.

Le pido a los Reyes Vagos
que los echen ya de aquí
a su hija la princesa
y a su yerno Urdangarín.

Allá va la despedida
que echamos en Navidad
los pastores en un roble

quieren a Rato colgar.


                                   Rafa García

viernes, 24 de enero de 2014

LOS DIABLOS DE LUZÓN - Reto Fanzine 2013. La Gallina

Esperando ya la próxima llegada del CARNAVAL y escuchar el correcalles de los Diablos de Luzón (Guadalajara), espero que disfruten de mi relato para el Reto Fanzine 2013.




LOS DIABLOS DE LUZÓN


"Cuarenta días antes del equinocio de primavera, la tierra se abrirá y los Hijos de Luzbel emergerán dispuestos a levantar un trono donde reine su padre, que camina noctámbulo desde que fue desterrado del Cielo".             LIBRO IV de Jonás.


Queda poco tiempo. Cuando se ponga el sol tendremos que partir de nuestras casas y estar preparados, antes de las luces del alba.

Desde el principio de los tiempos nos enfrentamos a ellos dándoles muerte en una encarnizada batalla.

Los lusones, Hijos de Luzbel. Engendros de piel viscosa color betún armados con una descomunal cornamenta. Sombras que sólo encuentran luz en el blanco de sus dientes y ojos cuando vomitan alaridos de caos y destrucción. Cuerpo de hombre y cabeza de toro con rabo que termina en punta de flecha. Garras por manos y pezuñas donde debería haber pies. Músculos duros como piedras templados en las llamas del infierno, bajo la tierra de Luzón, lugar donde cayó su padre arrojado desde el Cielo.

Cada 100 años en Luzón, entre robles y marojos, las rocas se quiebran para verlos nacer. Nacidos con cien años de vida, con cien años de odio, con cien años de ansiado deseo de encontrarse con su padre para entregarle en la Tierra el reino que no pudo tener en el Cielo. Al nacer, sus gritos se hacen eco en barrancos y gargantas, son los llantos desgarrados del hijo que reclama a su padre.

Nosotros, los Hijos de Jonás, tenemos cuarenta noches para exterminarlos. Ese es el tiempo que nos dio nuestro padre. Cuarenta noches para matarlos a todos, o el sol nunca más volverá a salir. Después consumaremos con nuestras mujeres y tendremos a nuestros hijos que cuando cumplan mil lunas nos vencerán en un duelo a espada, un duelo a muerte. Si no lo lograsen, padre e hijo tendrán que morir por la misma espada. Sólo un Jonás que ha vencido a su padre puede vencer a un lusón, hijo de Luzbel.





Mi nombre es Jonás Layna. Hijo de Jonás. Nací en una cueva negra como el vientre de una ballena. Mi madre cortó con sus dientes mi cordón umbilical. Repté hasta su pecho y me alimenté con su leche hasta el primer eclipse solar. Entonces salí al mundo para ver mi primer sol. Jonás Layna, me llaman. Jonás, como el padre de toda nuestra estirpe; Layna, como mis ancestros, el nombre grabado a fuego en la cornamenta arrancada del primer demonio al que dimos muerte.

La primera tarea que me encomendó mi madre fue la de criar un licando, el cachorro de una loba fecundada por un tasugo. Nuestros licandos nos acompañarán durante la batalla. Sus serrados colmillos harán presa en las extremidades inferiores de los lusones, de las que no se separarán nunca, jamás. Las mandíbulas del licando permanecerán aferradas a los correosos tendones del lusón incluso después de que este haya separado la cabeza del cuerpo.

Preparamos nuestros cuerpos. Nos enfrentamos en largas jornadas de lucha con nuestros compañeros y hermanos.

En nuestro entrenamiento nos convertimos en nuestro enemigo. Impregnamos nuestros cuerpos con  guisehl, mejunje de placenta de vaca macerado con el hollín que las hogueras dejan a la entrada de nuestros hogares. Cuevas. Permanecemos con los ojos cerrados mientras nuestras mujeres untan con sus manos el guisehl cubriendo hasta el último rincón de nuestra piel desnuda. Olemos como ellos. Sujetamos fuertemente a nuestras cabezas, con tiras de cuero, las cornamentas arrancadas por nuestros antecesores a los lusones. Peleamos entre nosotros hasta conseguir desligar la cornamenta del adversario y caer exhaustos con ella en las manos. Para nosotros es como un juego de niños, pero sabemos que muchos de nosotros moriremos intentando arrancar los cuernos de un lusón. Así es como se quita la vida a un Hijo de Luzbel, mientras posean sus cuernos son inmortales.

También medimos nuestras fuerzas enfrentándonos a la encarnación de Ptah, el dios Toro. Corremos tras de ellos, los acorralamos y en un combate cuerpo a cuerpo, con nuestros brazos como únicas armas, desencajamos los cuernos de su osamenta. Toros negros como la noche. Intentamos darles una muerte honrosa, si es que alguna muerte lo es. Nosotros también sangramos. No somos inmortales, pero tampoco somos hombres. Somos los Hijos de Jonás.

Hombres. Espectadores de nuestras batallas a lo largo de los siglos. Ellos festejan el nacimiento de los Hijos de Luzbel con un rito llamado Khar-Navall. Se tiñen de hollín impregnado en aceite y se disfrazan con cuernos de buey en sus cabezas. En sus bocas colocan blancos tubérculos tallados que simulan las desgarradoras dentaduras de los diablos.  Corren por las calles de Luzón en una burla infame, gritando al son de los cencerros que penden de sus cinturas. Necios ilusos. Llegará el día en que nosotros no seamos los suficientes para poder aplacar la venida al mundo de los lusones y entonces será el fin de sus risas y burlas. Pero hasta que ese día llegué, los Hijos de Jonás mantendremos la tierra libre de esos diablos infernales.

Esta mañana hemos realizado nuestro bautismo de hielo en el río Tajuña. Estamos listos. Nos dirigimos al Ceño del Ojo. Ahí, los cercaremos en el desfiladero de rocas calizas. Junto a nosotros estarán rabiosos nuestros licandos, prestos a probar la sangre lusona.

Mañana comenzará la batalla que durará cuarenta noches. Somos pocos los Hijos de Jonás que quedamos vivos después de tantos siglos de lucha, pero los suficientes para creer en la victoria. Los lusones morirán y nosotros volveremos a nuestras cuevas portando sus cuernos como trofeos.

Mi nombre es Jonás Layna. Mañana será mi primera y última batalla.



 Publicado en el Fanzine "La Gallina" de Juan García Rodenas con motivo expreso del Reto Fanzine 2013 (Albacete)

viernes, 10 de enero de 2014

Coplero de Jotas de Ribazo y Picadillo de Rafa García. (Reto Fanzine 2013)


Para el Reto Fanzine 2013 (Albacete)  he publicado un Coplero de Jotas de Ribazo y Picadillo. Espero que se cante y sea de vuestro agrado.
Os dejo aquí el PDF con el libreto doble de impresión por si lo queréis imprimir a doble cara modo acordeón:






COPLERO DE JOTAS DE RIBAZO Y PICADILLO
(Rafa García para el Reto Fanzine 2013. 
Albacete)

DE MOZOS A MOZAS


Ya no quieres que te arregle
las flores de tu maceta,
eso es que tienes a otro
que cuando me voy las riega.

Tienes bonita la cara
y de cuerpo no andas mal
pero llevas más repasos
que los cabos de un bancal.

En las choperas te vi
mientras estabas meando
y soltaste un chorro niña
que llenaste to el barranco.

Dices que tienes, que tienes
un topo en el melonar,
ese topillo es tu primo
que te lo quiere sembrar.

Dame la mano Manuela
para subir a tu nido,
y a eso de los nueve meses
ya tendrás tu pajarico.

Ya se van los vendimiaores
ya se van por el camino
yo también vendimiaría
por debajo de tu ombligo.


Ayer tarde te lo vi
no querías enseñarlo,
lo tapabas con las piernas
y se le salía un colgajo.

Entre tus piernas yo estaba
y te hacía cosquillejas
más arriba me esperaba
el manojo de  collejas.

Esta tarde haremos fiesta
en la Casilla de Honorio
si te bajas las enaguas
te enseño mi repertorio.

Déjame coger los higos
que relucen en tu higuera
si están demasiado verdes
también cogeré las brevas.

Tienes el cabello rubio
también son rubias tus cejas
y también es rubia niña
la cera de tus orejas.

Allá va la despedida
con un choricico de  orza
toda la que lo ha probado
con el aceitillo goza.


DE MOZAS A MOZOS


Ya no quieres que yo vaya
a llevarte la merienda
eso es que tienes a otra
que se sabe más recetas.

Eres como los cadillos
que crecen en los ribazos
se te enganchan a las medias
cuando regresas del tajo.

Si no tienes quien te lo haga
yo te cavaré a ti el huerto,
dame tus  calabacines
y probarás mi pimiento.

La poda para ser buena
tiene que ser en menguante
y a ti Manolo te mengua
lo que tienes por delante.

Aunque te pongas perfumes
y te ajustes el sombrero,
llevas roña en las rodillas
que ni el palo un gallinero.

Dices que eres marinero
y que tienes un bajel
pero yo sólo te veo
echar la caña al Cabriel.

No me llenes el capazo,
de tomates y bajocas
lo que quiero es que te arrimes
y niño tu no me tocas.

Dices que tienes que tienes
un buen tinto cencibel,
pero lo que a mí me gusta
es el mosto del cimbel.

Dicen que tienes un cante
lo mismito que un jilguero,
para mí eres la gallina
cuando está poniendo un huevo.

En la cara tienes pecas
dos verrugas, mil lunares,
cuando te veo venir
me escondo en los olivares.

Cuando te veo en la cama
con los calzoncillos rotos,
recuerdo los calcetines
los calcetines del otro.

Allá va la despedida,
la que tengo en mi puchero
si le arrimas el hocico

ve preparando el babero.



martes, 7 de enero de 2014

RETO FANZINE 2013 - ALBACETE. LA GALLINA

RETO FANZINE 2013 - ALBACETE. LA GALLINA

(El pasado diciembre de 2013 tuvo lugar, un año más, la esperada edición del RETO - FANZINE  en Albacete. Esta fue una de mis colaboraciones para el Fanzine La Gallina del gran Juan García Rodenas)



Cuentos por telégrafo, o chistes por telégrafo, que sería lo más acertado. Elijo para el título lo de "Cuentos por telégrafo" en homenaje a Gianni Rodari y sus "Cuentos por teléfono". Rodari creó una serie de artificios de escritura creativa (no me gusta lo de poner creativa, pues la escritura libre ya es creativa per sé , pero en el mundillo educativo está muy de moda este apéndice, así que aprovecho la ocasión) dando rienda suelta a divertidas y curiosas situaciones que pueden darse en una conversación telefónica. Os voy a hablar de algo parecido, pero con el telégrafo como aparato analógico de comunicación.
Hubo un tiempo de chistes de mariquitas, de gangosos, de un español, un francés y un alemán, de tartamudos, de borrachos... pero no tengo constancia (y seguro que la hay) de un tiempo de chistes de telegramas. En mi pueblo hay varios ejemplos de chistes de telegramas convertidos en chistes locales, como podréis ver da mucho juego eso de juntar palabras porque salía más barato. Realmente no son chistes propiamente dichos, son pequeñas historietas de humor. Tratan de personas del pueblo a las que le sucedió realmente; pero perfectamente podría darse el caso de que fueran adaptaciones de una "moda" que se ha pasado por alto estudiar y registrar. Pues claro, a quién se le iba a ocurrir realizar un estudio de la creación, difusión y reacomodación de los chistes.
 ¿Quién hace los chistes? De niño recuerdo que las cintas de cassette naranjas de chistes de Arévalo poblaban los salpicaderos de los coches (junto a otras de realismo social barriobajero de Los Chichos, estas con un papel azul oscuro o marrón, o impresas directamente en el plástico como en el caso de Los Calis). Conocíamos las estructuras y luego cambiábamos los personajes y contábamos sus chistes con gente del pueblo. Transmisión oral vivita y coleando.
Quiero creer que algo así sucedió con los chistes de telegramas así que, por si esto no fuese cierto os voy a contar un par tal y como los recuerdo dejando el testimonio por escrito para la posteridad.





        
                                                          
"León Catalán y Pepe Isbert"

En mi pueblo hay un señor mayor que canta muy bien. León Catalán. En su juventud tuvo cierta amistad con el gran actor José Isbert (Pepe Isbert, cuyos padres eran de Tarazona de La Mancha, el pueblo de al lado) y alguna vez habían quedado para cantar o hacer teatrillos cómicos en pequeños casinos de la zona. Un día José Isbert  le propuso a León Catalán ir a Valencia a probar suerte con esto del artisteo. El tarazonero (o puchericho según la aplicación manchuela del gentilicio) era un poco mayor y tenía unos dineros pero León tuvo que pedir dinero a su padre. De esta manera se marcharon los dos con la firme creencia de poder subsistir viviendo en una pensión y actuando por los locales de variedades. Eran los grandes tiempos de artistas como Emilio El Moro y Finita Rufett.
Después de llevar quince días en Valencia los dos se quedan sin dinero. Isbert le dice a León Catalán que esto funcionaba así, que no habían tenido mucha suerte pero que había que  insistir y aguantar un poco más. Tenían dos salas apalabradas y a partir de eso todo sería coser y cantar. "Éxito seguro", repetía Isbert.
De esta manera León Catalán se va para la oficina de Correos y Telégrafos de Valencia y le envía a su padre el telegrama: "Padre- stop- Mandamásdinero - stop- Éxitoseguro".
Pasan tres días malviviendo, alguna actuación por unos cuantos duros, y por fin llega el dinero. Isbert le dice a León que podían aprovechar el dinero para comprase unos trajes y tener así mejor presencia, que eso hace mucho. Compran los trajes, pero las actuaciones que les salen son las mismas, más de nada. En una semana se acaba el dinero. León Catalán vuelve a la oficina y pone en el papel las palabras dictadas por Isbert: "Padre- stop -  vendemula -stop-vendecarro - stop - Mandadinero - stop - Éxitoseguro"
A los tres días llega el comunicado a la pensión de que se pasase por correos. Al llegar allí en vez del dinero se encuentra con un telegrama de su padre, que decía así: "Hijo - stop - venpacá - stop - ocojotrenpisocuellomato".
Así León Catalán se volvió al pueblo y Pepe Isbert se quedó un tiempo más en Valencia. El tiempo le dio la razón. EL Verdugo, Bienvenido Mr Marshall, La gran familia... "Éxitoseguro". 




                                                "El tractor de Vinaeras"

A Vinaeras le llegó la carta de incorporación al servicio militar. En ese mismo momento, preparó el petate se despidió de su madre y se marchó con el coche de línea a la estación de trenes de Albacete. En cuanto llegó a su destino se dio cuenta de que había salido de la casa con demasiadas prisas. Se acababan de comprar un tractor, un STEYR, al llegar del campo lo había dejado en el porchao de la casa pero con la marcha metida, tenía que avisar a su padre, así que desde la comandancia del cuartel le puso un telegrama: "Padre - stop - cuidao - stop - tractormarchametía".

Al día siguiente el cabo lo llamó, pues le había llegado respuesta: "Hijo - stop - hallegaotarde-  portásabajo - stop - albañilesencasa".
PDF Cuentos por Telégrafo


domingo, 1 de septiembre de 2013

Cenizate tiene su mujer de Hierro: LINDA BAKER - VIDEO

                                                          
                                 Cenizate tiene su Mujer de Hierro:  LINDA BAKER - VIDEO

Hace un tiempo escribí un articulito para homenajear a Ángeles Villa Garzón, o La Mujer de Hierro, como fue conocida en su periplo como mujer forzuda por diversas plazas de España.
Ahora les traigo un video que encontré por la red.
 
video

viernes, 1 de marzo de 2013

Canciones infantiles - Reversionando - Margarita tiene un gato

UNA, DOS, TRES Y CUATRO, MARGARITA TIENE UN GATO








La lírica popular infantil, por suerte, sigue bastante viva en las aulas pero aún más en la memoria de las madres y abuelas que cantan soniquetes y chascarrillos a sus hijos y nietos.
 Las residencias geriátricas son bibliotecas abiertas al que quiera aprender, aunque rara vez nos interesamos por lo que nuestros mayores nos quieren contar. No es una información fácil de conseguir, no está en la web ni en un blog, no hay una abuelipedia, sencillamente tenemos que hablar con ellos y ellas, pasar unas cuantas tardes y escuchar pacientemente, revividos y reformados, los retratos de toda una vida. Llegar a a ver cómo se desnuda la persona hasta que realiza la regresión a su infancia.
Cuando tenemos la opotunidad de recorrer este camino, podemos reconocer toda esa cultura popular y esa cantidad de estratagemas y sortilegios de la lengua que se han quedado a través de los tiempos. Fórmulas de alquimia.

Entre ellas estan las canciones infantiles, y entre todas la conocidas y las que nos falta conocer, aparecen las modificaciones, que a mí me resultan fantásticas, divertidas, esperpénticas y surrealistas.

Don Emilio Jiménez fue gurú de esto de reversionar letras y canciones populares (fueran o no de autor, pero sí populares por su populariad del momento), pero el verdadero gurú de esto es el pueblo, con su día a día y sus ocurrencias.

Comienzo ya con estas coplillas y cancioncillas que van llegandoa mis oídos.

" Una dos, tres y cuatro, Margarita tiene un gato"

Esta cancioncilla intantil, que se usa para iniciar el conteo de los cuatro primeros números, dice así en la versión que más se canta en las escuelas:

Una, dos, tres y cuatro
Margarita tiene un gato,
con los ojos de cristal
que parece un animal.

Uno de mis alumnos de 4 años, Asier, me cantó otra mucho más divertida que le enseñó su madre:

"Una, dos, tres y cuatro, Margarita tiene un gato"

Una, dos, tres y cuatro,
Margarita tiene un gato,
lo peina, lo lava,
lo manda a por tabaco,
le da de merendar,
chicha y pan,
chicha y pan
a la cama sin cenar.

(Seguramente lo del tabaco se suprimió por políticamente incorrecto, pero hay que ver la cantidad de cosas que se pierden de una versión a la otra)

lunes, 25 de febrero de 2013

Fandangos de Emilio el Moro - Vaya Perlita

Os dejo aquí esta perlita de fandango con Emilio el Moro, al toque y al cante, por la que damos las gracias a Andrés Martín Carrillo.
Poco a poco van apareciendo más vídeos de don Emilio Jimenez, al que homenajeamos desde esta página. Un grande que debe estar presente en  nuestra cultura musical y popular.



domingo, 6 de enero de 2013

Los Mayos Odinistas - La profecía Maya



 
Los MAYAS o  ¿Los Mayos?

¿La profecía maya? Creo que nos estamos liando…¿los Mayas? Centrémonos. Si los es un artículo masculino plural, no es común que el sustantivo al que precede sea femenino, y es por lo que digo yo que si no serán las mayas o los mayos.
Eso me cuadra más, los mayos, esos cantes y coplas que se dedican a la madre naturaleza, a las mozas del lugar para poder emparejarse (aunque luego los siglos de cristianismo los hayan camuflado con alabanzas y piropos a la virgen) o a la autoridad competente si se encuentra presente, y que tienen lugar la noche del 30 de abril. Por si alguien quiere tomarse esto de la profecía maya de otra manera, se hace saber que en la localidad de Navas de Jorquera se cantan unos peculiares mayos de invierno que algo o mucho tienen que ver con esa profecía que se empandemia por las redes. En Navas de Jorquera tienen su sede, a nivel nacional, los seguidores del culto a Odín, o los odinistas como los llaman en el pueblo. Ahí va su tradicional mayo que cantan en el paraje de los Humeros.


                                 


“MAYO ODINISTA DE NAVAS DE JORQUERA” (ALBACETE) -  Mayo con jota.

Ya estamos a veinte
De diciembre cumplido,
Mañana entra Loki
Con mallas vestido.

Bienvenido Loki,
Bienvenido seas,
Quemando Manhatan,
Tokio y Madrigueras.

Prepara el Valhalla
Y una buena cena
Que estamos llegando
Con hambre de hiena.

Thor en el chapista
Tiene su martillo,
Se la sale el mango
Igual que a un cepillo.

Odín a la puerta
saca la mistela,
Nosotros venimos
A pedir licencia.

Danos la licencia
Pa cantar el mayo,
Aunque sea diciembre
No nos lances rayos.

Con  cuerno de vino
Está colorado
Y es señal ,valquirias,
Que licencia a dado.

Ya nos despedimos
Hasta otro año
Que otro Ragnarok
No nos hará daño.
      (Jota)
Si el mayo no ha sido a gusto
Castíganos con Gungnir
Y si la lanza no tienes
Envía a la Guardia Civil.


 Este artículo se públicó el día 20 de diciembre de 2012 (antes del Ragnarok) en el blog El Juego del Muerto de Juan García Rodenas, a petición del mismo, ya que no daba tiempo a publicarlo en el Fanzine "La Gallina" pues ya estaba impreso. Aún así, se imprimió para ser cantado en la noche del Reto 2012.
                    http://eljuegodelmuerto.blogspot.com.es/2012/12/la-profecia-de-los-mayos.html