viernes, 1 de marzo de 2013

Canciones infantiles - Reversionando - Margarita tiene un gato

UNA, DOS, TRES Y CUATRO, MARGARITA TIENE UN GATO








La lírica popular infantil, por suerte, sigue bastante viva en las aulas pero aún más en la memoria de las madres y abuelas que cantan soniquetes y chascarrillos a sus hijos y nietos.
 Las residencias geriátricas son bibliotecas abiertas al que quiera aprender, aunque rara vez nos interesamos por lo que nuestros mayores nos quieren contar. No es una información fácil de conseguir, no está en la web ni en un blog, no hay una abuelipedia, sencillamente tenemos que hablar con ellos y ellas, pasar unas cuantas tardes y escuchar pacientemente, revividos y reformados, los retratos de toda una vida. Llegar a a ver cómo se desnuda la persona hasta que realiza la regresión a su infancia.
Cuando tenemos la opotunidad de recorrer este camino, podemos reconocer toda esa cultura popular y esa cantidad de estratagemas y sortilegios de la lengua que se han quedado a través de los tiempos. Fórmulas de alquimia.

Entre ellas estan las canciones infantiles, y entre todas la conocidas y las que nos falta conocer, aparecen las modificaciones, que a mí me resultan fantásticas, divertidas, esperpénticas y surrealistas.

Don Emilio Jiménez fue gurú de esto de reversionar letras y canciones populares (fueran o no de autor, pero sí populares por su populariad del momento), pero el verdadero gurú de esto es el pueblo, con su día a día y sus ocurrencias.

Comienzo ya con estas coplillas y cancioncillas que van llegandoa mis oídos.

" Una dos, tres y cuatro, Margarita tiene un gato"

Esta cancioncilla intantil, que se usa para iniciar el conteo de los cuatro primeros números, dice así en la versión que más se canta en las escuelas:

Una, dos, tres y cuatro
Margarita tiene un gato,
con los ojos de cristal
que parece un animal.

Uno de mis alumnos de 4 años, Asier, me cantó otra mucho más divertida que le enseñó su madre:

"Una, dos, tres y cuatro, Margarita tiene un gato"

Una, dos, tres y cuatro,
Margarita tiene un gato,
lo peina, lo lava,
lo manda a por tabaco,
le da de merendar,
chicha y pan,
chicha y pan
a la cama sin cenar.

(Seguramente lo del tabaco se suprimió por políticamente incorrecto, pero hay que ver la cantidad de cosas que se pierden de una versión a la otra)

3 comentarios:

  1. Las canciones infantiles es una forma de estimular la imaginación de los niños.

    ResponderEliminar
  2. Siempre canto y pongo canciones para mi niña.

    ResponderEliminar